martes, 27 de abril de 2010

Radiografías con una resolución mil veces superior a la actual


Durante casi medio siglo, los científicos han tratado de descubrir cómo construir un láser de rayos X que sea razonable en tamaño y precio, y que pueda, entras otras cosas, posibilitar la obtención de imágenes de muy alta resolución. Durante las últimas dos décadas, los físicos Henry Kapteyn y Margaret Murnane, profesores en la Universidad de Colorado en Boulder, han estado acercándose, paso a paso, a esa meta.

(NC&T) Recientes innovaciones realizadas por su equipo en el JILA, un instituto conjunto del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (Estados Unidos) y la Universidad de Colorado en Boulder, han preparado el camino hacia la construcción de un láser de rayos X de sobremesa que podría ser usado para la obtención de imágenes de muy alta resolución, que permitirían a los científicos un nuevo modo de observar dentro de una célula individual y también conocer mejor los entresijos del nanomundo.

Ambos logros podrían conducir a importantes hallazgos e innovaciones en muchos campos, incluyendo la medicina, la biología, y la nanotecnología.

El objetivo del equipo de Murnane es crear un haz láser que contenga al mismo tiempo numerosas longitudes de onda de rayos X y que pueda ser controlado con la máxima precisión tanto en espacio como en tiempo.

Un láser de estas características podría brindar infinidad de posibilidades. Podría permitir a los médicos obtener imágenes mediante rayos X con resoluciones mil veces mayores que las de hoy. Las radiografías actuales tienen bastantes limitaciones. Por ejemplo, no pueden detectar cánceres muy pequeños. Estas limitaciones se deben a que las fuentes de rayos X utilizadas por los doctores se parecen más a una bombilla que a un láser. Disponiendo de un haz de rayos X con el brillo y el enfoque concentrado de un láser, se podrían obtener resoluciones mucho más altas.