viernes, 29 de octubre de 2010

Reducir los eructos de las vacas para mitigar el calentamiento global


Los eructos de las vacas, una fuente importante de gases de efecto invernadero, podrían disminuirse con un suplemento alimenticio inusual desarrollado por un especialista en productos lácteos de la Universidad Estatal de Pensilvania.

En una serie de experimentos de laboratorio y uno con animales vivos, un suplemento basado en el orégano no sólo disminuyó las emisiones de metano en las vacas lecheras en un 40 por ciento, sino que también mejoró la producción de leche.

Este suplemento natural para la reducción del metano podría conducir a un medio ambiente más limpio y a una mayor productividad del sector lácteo.

El ganado es un importante productor de metano, un gas de efecto invernadero significativo. La ganadería emite un 37 por ciento del metano antropogénico en todo el mundo.

El metano antropogénico es el metano producido por actividades humanas como la ganadería.

El metano tiene un poder 23 veces mayor que el del dióxido de carbono para impulsar el calentamiento global, debido a su gran absorción de radiación infrarroja, la ubicación en el espectro de sus longitudes de onda absorbentes, y el largo tiempo que permanece en la atmósfera.

La producción de metano es una parte natural del proceso digestivo de las vacas y otros rumiantes, tales como los bisontes, las ovejas y las cabras. Cuando la vaca digiere la comida, las bacterias en su estómago descomponen el material en nutrientes, en un proceso de fermentación. Dos de los subproductos de esta fermentación son el dióxido de carbono y el metano.

Los experimentos del nuevo estudio revelaron otro beneficio del suplemento reductor de metano: Se incrementó la producción diaria de leche en más de un litro por cada vaca durante los ensayos.

Alexander Hristov, profesor de nutrición láctea, está llevando a cabo nuevos ensayos con vacas para verificar los hallazgos iniciales y aislar aún más los compuestos específicos involucrados en la supresión del metano.

Algunos de los compuestos presentes en el orégano parecen desempeñar un papel muy importante en la supresión del metano. La identificación de los compuestos activos es importante, ya que los compuestos puros son más fáciles de producir comercialmente y más económicos para su uso por los ganaderos.