martes, 26 de octubre de 2010

Obtención casi instantánea de imágenes por resonancia magnética

Resonancias de un corazón


"Por favor, manténgase completamente inmóvil": Esta instrucción ha venido siendo crucial para los pacientes al ser examinados mediante resonancia magnética por imágenes (MRI), ya que la inmovilidad más completa posible ha sido el único modo de obtener imágenes nítidas para el diagnóstico. Hasta ahora, era casi imposible obtener imágenes de órganos en movimiento usando MRI. Pero la situación puede cambiar sustancialmente en un futuro cercano, gracias a un nuevo desarrollo técnico.

(NC&T) Unos investigadores del Instituto Max Planck en Gotinga han conseguido reducir significativamente el tiempo requerido para tomar las imágenes. Con este logro, se puede filmar "en directo" por primera vez la dinámica de órganos y articulaciones, incluyendo por ejemplo los movimientos de los ojos y las mandíbulas, así como la flexión de la rodilla y los latidos del corazón. El nuevo método de MRI promete brindar datos importantes sobre enfermedades de las articulaciones y el corazón. Gracias a esta técnica innovadora, en muchos casos, los exámenes de MRI podrán volverse más fáciles y confortables para los pacientes.

La grabación de imágenes en corte transversal de nuestro cuerpo usando MRI, un proceso que ineludiblemente ha venido requiriendo de varios minutos, ahora podrá tardar tan sólo unos segundos. Este avance ha sido posible gracias al método FLASH (por las siglas en inglés de "Fast Low Angle Shot") desarrollado por los científicos Jens Frahm y Axel Haase del Instituto Max Planck para la Química Biofísica, en Gotinga, Alemania.

El método FLASH revolucionó a la MRI y fue en gran parte responsable de que ésta se haya situado como la modalidad más importante en la adquisición de imágenes para diagnóstico. La MRI es del todo indolora y muy segura. Debido a que la técnica funciona con campos magnéticos y ondas de radio, los pacientes no están sujetos a la exposición de radiaciones peligrosas como sí lo están en el caso de los rayos X. Sin embargo, el procedimiento todavía es demasiado lento para examinar articulaciones y órganos que se mueven con rapidez. Por ejemplo, para seguir el movimiento del corazón, las mediciones deben estar sincronizadas con el electrocardiograma (ECG) mientras el paciente contiene la respiración. Después hay que combinar en una secuencia los datos de los distintos latidos del corazón.

El equipo de Jens Frahm ha logrado ahora acelerar más el proceso de adquisición de imágenes. El nuevo método MRI desarrollado por Frahm, Martin Uecker y Shuo Zhang reduce el tiempo de adquisición de las imágenes a 20 milisegundos, lo cual hace posible obtener grabaciones "en vivo" de articulaciones y órganos en movimiento.