jueves, 19 de agosto de 2010

La cara de Marte: el fin de un mito

El rostro marciano de tres kilómetro resulta ser simplemente una meseta, según han confirmado las fotos de la NASA

La primera fotografía que se mostró de esta formación en el Planeta Rojo data de 1976 y dejaba ver una cara en la superficie del desierto del planeta. Muchos lo interpretaron como una figura que supuestamente habría esculpido una presencia inteligente que habitaba el planeta marciano.

También hubo quienes acusaron a la agencia espacial de los EEUU de practicar una política de secretismo y desinformación, debido a que la imagen difundida tiene defectos en la ampliación fotográfica causada por el sistema de compresión y extraños efectos en el ángulo de la luz solar. Las sombras creadas en el observador ofrecen la ilusión de estar visualizando ojos, nariz y boca.

El fin de este mito llega recientemente con una foto tomada de la formación rocosa, hecha con la cámara de alta resolución HiRISE (High Resolution Imaging Science Experiment), que equipa el Mars Reconnaissance Orbiter. Resultado: el 3D muestra simplemente una meseta rocosa de tres kilómetros de largo y varios cientos de metros de altura, ubicada en la región de Cidonia, donde se cree que en el pasado remoto se encontraba un posible mar.