miércoles, 6 de enero de 2010

Synthehol: ¿Alcohol sintético?

En estas épocas de festejos, el alcohol en sus diferentes formas hace acto de presencia. Algunos simplemente beben una copa o dos en sincronía con la idea del brindis, pero algunos aprovechan para dejar fluir a los diferentes brebajes, al punto de intentar reescribir el significado de la palabra ebriedad. Vómitos, mareos, resaca y un aspecto infernal son cuatro de las condiciones más comunes que debe enfrentar una persona ebria, ¿pero qué tal si se pudiera beber sin sufrir nada de eso? ¿Qué tal si una persona se pudiera dejar llevar sin que luego deba pagar las consecuencias de su exceso? La ciencia ficción tenía una respuesta a ello, llamada Synthehol, nada menos que alcohol sintético. Sin embargo, un grupo de científicos planea sacar a esa sustancia del género, y traerla a la vida real para alcanzar sus beneficios.


Aquellos lectores con cierta afinidad a la ciencia ficción recordarán ese lugar especial en el Enterprise D llamado Ten Forward, en donde Whoopi Goldberg asumió el personaje de la misteriosa Guinan. El Ten Forward tenía casi todo lo que se podía pedir de una cantina espacial, aunque es probable que algunos prefieran el caos y la actividad de antros como el bar del puerto de Mos Eisley en Star Wars. Podríamos pasar todo el día comparando diferentes lugares como estos mencionados en múltiples obras de ciencia ficción, pero algo a destacar en la cantina del Enterprise D era el Synthehol, una sustancia que podía reemplazar de forma adecuada al alcohol verdadero, permitiendo que un bebedor experimentara todas las sensaciones que la sustancia original provoca, pero sin sufrir sus efectos nocivos. De acuerdo a la serie, el Synthehol podía tener efectos nocivos a nivel psicológico si era consumido de forma masiva y continua, pero no dejaba ningún rastro negativo en el físico del bebedor.
Podían beber lo que quisieran y luego pilotear al Enterprise sin perderse entre las estrellas o terminar de cabeza en un púlsar. Fabuloso.
Podían beber lo que quisieran y luego pilotear al Enterprise sin perderse entre las estrellas o terminar de cabeza en un púlsar. Fabuloso.

La idea de un alcohol inofensivo parece ser el centro de la investigación llevada a cabo por un grupo de científicos estacionados en el Colegio Imperial Londres. Básicamente, la sustancia daría acceso a todas las sensaciones que provoca el alcohol, basándose en una cuidadosa selección de químicos que poseen una relación cercana con la droga mundialmente conocida como Valium. Estos químicos provocarían en el bebedor una sensación de bienestar y relajación que puede ser asociada de inmediato con una ingesta moderada de alcohol. Una ventaja notable del synthehol es que no afectaría los centros de ánimo en el cerebro, por lo que se evitan los bruscos cambios de conducta que algunos bebedores sufren ante un consumo elevado de alcohol, como depresión o incluso ataques de ira.


Si bien el alcohol es considerado como una droga de recreación, el hecho de ser reemplazado por químicos específicos no parece ser algo ventajoso a primera vista. Sin embargo, este alcohol sintético podría ser "desactivado" con sólo consumir una pastilla, dejando al bebedor en un completo estado de sobriedad. Si nos detenemos a ver por un momento los números que reflejan la enorme pérdida de vidas relacionada con el consumo de alcohol, la aparición de una sustancia como el alcohol sintético debería ser bienvenida. Aún así, será necesario un largo período de investigación para que pueda tomar forma, sin mencionar el costo que tendrán las pruebas. Serán necesarios grandes ingresos en materia de financiación, algo que definitivamente no vendrá de la industria de bebidas alcohólicas.