jueves, 16 de septiembre de 2010

Agujero en el Sol


Las formas ominosas y oscuras sentadas a lo largo de la cara del Sol son huecos en la corona– regiones de baja densidad que se extienden encima de la superficie donde el campo magnético

solar se abre libremente al espacio interplanetario.

Estudiados extensivamente desde el espacio desde los años 60 en luz ultravioleta y de rayos x, se sabe que los huecos de la corona son la fuente del rápido viento solar; átomos y electrones
que fluyen hacia afuera a lo largo de las líneas abiertas del campo magnético.

Durante los periodos de baja actividad, los huecos de la corona cubren típicamente regiones justo encima de los polos del Sol.

Pero estos huecos en la corona dominaban el hemisferio norte del Sol a principios de este semana y fueron capturados aquí en luz ultravioleta extrema por las cámaras a bordo del Observatorio de Dinámicas Solares.

El flujo del viento solar desde estos agujeros coronales crean las auroras que vemos en el planeta Tierra.