sábado, 28 de febrero de 2009

Alimentos ricos en calcio previene cancer en personas mayores


Un estudio con casi medio millón de personas mayores confirma las evidencias de que las dietas ricas en calcio pueden ayudar a prevenir algunas variedades de cáncer.

Los beneficios se asocian sobre todo con alimentos ricos en calcio en vez de tabletas de calcio.

Estudios previos habían producido resultados contradictorios. La nueva investigación abarcó cuestionarios de participantes y un seguimiento de los registros de casos de cáncer durante los siete años subsiguientes. Este método de investigación es menos riguroso que otros estudios previos pero más reducidos.

Pero debido a su tamaño _492.810 sujetos y más de 50.000 casos de cáncer_ el nuevo estudio presenta poderosas evidencias según las cuales el calcio de algún modo impide que las células se tornen cancerosas, dijo el experto en nutrición John Anderson, de la Universidad de Carolina del Norte, que no participó en el estudio.

El estudio fue realizado conjuntamente por el Instituto Nacional de Medicina y la Asociación de Retirados AARP. Los resultados aparecen en la edición del lunes de la revista Archives of Internal Medicine.

El investigador Yikyung Park, del Instituto Nacional del Cáncer, autor principal del estudio, dijo que los resultados eran sólidos pero que se necesitan más estudios para confirmar las conclusiones.

Denis Snyder, investigadora en nutrición de la Universidad de Duke, dijo que los resultados avalan la idea de que los alimentos en vez de los suplementos son la mejor fuente de nutrientes.

Los participantes fueron miembros de AARP de 50 a 71 años que iniciaron el estudio a mediados de los años 90. Un total de 36.965 varones y 16.605 mujeres recibieron más adelante diagnóstico de cáncer. Hubo más de 10 tipos de cáncer, los más frecuentes de próstata, mama, pulmones y colon y recto.

En comparación con las personas que recibieron poco calcio, quienes lo consumieron más presentaron la menor probabilidad de contraer cáncer de colon. Los que estuvieron en esa categoría mayor recibieron un promedio de 1.530 miligramos por día entre los varones y 1.881 entre las mujeres. La cantidad recomendada para la gente mayor es de 1.200 miligramos, y consumir mucho más no produjo mayor protección.

Los varones que recibieron la mayor parte del calcio de los alimentos tuvieron un 30% menos de contraer cáncer de esófago, un 20% menos de cáncer en la cabeza y el cuello, y 16% menos de cáncer de colon, en comparación con los varones que recibieron bajas dosis de calcio.

Entre las mujeres, las que recibieron la mayoría de calcio en alimentos tuvieron 28% menos de probabilidad de contraer cáncer de colon que las mujeres a dosis bajas de calcio.