miércoles, 18 de febrero de 2009

La Naranja y sus Beneficios




La naranja es una espléndida combinación de sabor y elementos nutritivos que no se circunscriben tan sólo a la vitamina C. Hoy, se reconocen en este cítrico propiedades que previenen la aparición de algunas enfermedades y su papel protagónico para proteger al sistema inmunológico.


UN POCO DE HISTORIA


La naranja es tan antigua que la mitología griega se refiere a ella como "manzanas de oro" que poblaban los jardines que circundaban el monte Atlas, lugar situado en el Olimpo. Sin embargo, la realidad indica que este cítrico apareció en la Tierra hace aproximadamente 20 millones de años, en la época terciaria, aunque las variedades que existían entonces poco tienen que ver con las que conocemos actualmente.El naranjo dulce (también conocido como Citrus Sinensis) es de donde provienen las principales variedades de naranjas que hoy se comercializan en todo el mundo. Se cree que se originó en las regiones del sureste de China, aunque en realidad cobró importancia hasta el siglo XVI en que formó parte de los continuos intercambios comerciales entre portugueses, italianos y españolesEs precisamente el explorador portugués Vasco de Gama quien llegó a China en 1518 y, a su regreso, dos años después, introduce nuevas variedades de naranjas de la China (expresión que se utiliza todavía en algunos países de habla hispana), de mayor calidad y mucho más dulces que las conocidas hasta entonces.


PROPIEDADES


Al igual que otras frutas de su especie, la naranja es fuente de vitamina C, la cual es fundamental para el fortalecimiento de las defensas del organismo e ideal para prevenir gripes y resfriados. Asimismo, ha jugado históricamente importante papel en la prevención del escorbuto, enfermedad que se caracteriza por hemorragias de pequeño y gran tamaño en piel y encías, así como inflamación de folículos pilosos.Asimismo, la vitamina C es necesaria para producir colágeno, decisiva en el crecimiento y reparación de las células de los tejidos, encías, vasos sanguíneos, huesos y dientes, y para el eficiente aprovechamiento de las grasas, por lo que se le atribuye el poder de reducir el colesterol. De igual forma, este elemento vitamínico ayuda a una mejor cicatrización de heridas y reducción del efecto de muchas sustancias productoras de alergias; también colabora para contrarrestar problemas circulatorios y várices.A ello hay que agregar que esta colorida fruta tiene propiedades anticancerígenas, como lo demuestran varios estudios avalados por el Instituto Nacional de Cáncer de Estados Unidos, los cuales señalan que el consumo masivo de jugo de naranja ayuda a reducir diferentes tipos de cáncer, principalmente el de estómago.Algunas propiedades adicionales son:

* Aumenta la calidad de los glóbulos rojos (células que captan el oxígeno y lo transportan a los tejidos).
* Regenera el cerebro y plasma sanguíneo (líquido en el que se encuentran las células de la sangre).
* Combate la artritis en general.
* Actúa contra el asma y ahogos respiratorios.
* Regula la presión sanguínea y evita mareos y vómitos.
* Es antiespasmódica, es decir, contrarresta calambres, palpitaciones y temblores corporales.
* Ayuda a desinflamar ovarios, matriz, próstata, garganta y encías.
* Cura y evita inflamaciones del recto (hemorroides).
* Fortalece al sistema nervioso central, pues es un estimulante anímico contra tristeza, somnolencia y pereza.
* Funciona como especie de controlador del dolor en riñones.
* Facilita las funciones digestivas y evita el estreñimiento.
* Fortalece a la dentadura.

Por otra parte, es bien sabido que tanto piel como flor de la naranja, conocida como azahar, han sido tradicionalmente utilizadas en la medicina naturista; la primera para el tratamiento de bronquitis crónica y la segunda en forma de infusión para combatir estados de ansiedad y nerviosismo, así como para conciliar el sueño. Jugo frescoLas variedades de naranja más conocidas son la Valencia y Veracruz, aunque existen algunas más que si bien no son consumidas en México en forma de jugo, si pueden encontrarse en mermeladas, dulces o bebidas con cierto contenido de alcohol. Algunas de ellas son las siguientes:

Amarga: También recibe el nombre "naranja de Sevilla". Tiene cáscara gruesa y rugosa, de color verde o amarillo; se suele usar en conservas o para elaborar mermelada, jalea o jarabe. Sus hojas, tomadas en infusiones, tienen efectos digestivos y antiespasmódicos, y sirven también para extraer la esencia del aceite de naranja y el agua de azahar.

Sanguina:Tiene la pulpa roja, la cual es dulce, jugosa y aromática; se cultiva casi exclusivamente en España, Italia y norte de África, y es materia prima de dulces y jaleas que se exportan a muchas partes del mundo.

Navel:Es de cáscara gruesa y rugosa, lo que permite pelarla con facilidad; su pulpa es jugosa, dulce y con gran sabor.

Enana:Su color varía entre naranja oscuro y amarillo dorado, y tiene la particularidad que su cáscara es comestible. Es utilizada frecuentemente en ensaladas de todo tipo y también con fines decorativos en gran cantidad de platillos. Es común, asimismo, que sea parte del relleno de pasteles y que con ella se elaboren mermeladas y dulces.

Hay que decir que el jugo de esta fruta debe consumirse inmediatamente, pues de lo contrario sus propiedades nutritivas se pierden, lo mismo que su sabor. Es interesante saber que en Europa los consumidores prefieren tomar el jugo de naranja natural, contrario a Estados Unidos, donde los consumidores prefieren el jugo concentrado para luego añadirle agua, lo cual se debe a que el consumidor actual tiende a ocupar menos tiempo en la preparación de alimentos. Por otro lado, considere que la naranja es excelente auxiliar para que los niños fortalezcan su sistema inmunológico (aquel que nos defiende de infecciones), por lo que es recomendable que consuman esta fruta, en forma de jugo, a partir del primer año de vida.Finalmente, es importante tomar en consideración algunas medidas de precaución al consumir esta fruta; en primer lugar debe lavarse muy bien bajo el chorro del agua, para destruir residuos de fertilizantes, y en caso que necesite la ralladura de la cáscara para preparar algún plato es fundamental que se talle perfectamente ésta, para eliminar con ello la cera que la cubre.