lunes, 19 de septiembre de 2011

Una cámara que muestra cómo circula la sangre bajo la piel

Científicos en Suiza crearon una cámara que, colocada sobre la piel, muestra cómo circula la sangre en el organismo.

El aparato está diseñado para ayudar a analizar la extensión y severidad de quemaduras. Y está siendo probada actualmente por especialistas en quemaduras y cirujanos reconstructivos en el Hospital Universitario de Lausana (CHUV), en Suiza.

Los datos clínicos del ensayo fueron presentados en el Congreso de la Asociación Europea de Quemaduras que se celebra en La Haya, Holanda.

Variaciones de color

La máquina utiliza la llamada técnica de imágenes de láser Doppler y fue desarrollada por la compañía Aimago, basada en la Escuela Politécnica Federal de Lausana, en Suiza.

La cámara se conecta a un brazo flexible y se coloca sobre el área de la piel quemada. Al otro lado de la máquina hay una pantalla de video en la que distintas variaciones de color muestran las diferencias en la intensidad de la circulación sanguínea.

"Rojo significa alto flujo sanguíneo, azul significa bajo flujo sanguíneo" explica el doctor Michael Friedrich, de Aimago. "Con esta información el especialista puede ver si el tejido quemado todavía tiene abastecimiento sanguíneo o no". "Si el tejido no tiene abastecimiento sanguíneo no podrá recuperarse y morirá, de manera que es necesario retirarlo y llevar a cabo un injerto de piel". "Sin embargo, si la piel tiene perfusión (la sangre continúa fluyendo), entonces el tejido podrá sanar espontáneamente sin dejar cicatriz", agrega el científico.

Tal como dijo a la BBC el profesor Greg Williams, quien dirige la unidad de quemaduras del Hospital de Chelsea y Westminster en Londres, su hospital es uno de varios en el Reino Unido que ya utilizan un método rival de imágenes de láser Doppler fabricado por Moor Instruments y que recientemente fue aprobado para uso clínico en este país.

Pero tal como señala el especialista, aunque esta máquina es aparatosa y puede ofrecer sólo imágenes estáticas, no está muy convencido de que exista necesidad de contar con un método alternativo de "tiempo real".

"En una quemadura hay una variedad de profundidades, entre una lesión superficial hasta una quemadura de todo el espesor de la piel con las cuales los médicos experimentados llevan a cabo un diagnóstico equivocado en cerca de 30% del tiempo". "Con el láser Doppler y una revisión clínica, podemos diagnosticar correctamente en cerca del 98% del tiempo". "No sé si este nuevo aparato nos ofrecerá más ventajas o no. Tendré que ver la máquina y compararla con la que estamos usando actualmente" señala el especialista.

El uso primario de la nueva máquina de Aimago será en víctimas de quemaduras, pero tal como señalan sus fabricantes, también podrá ser utilizada en cirugía reconstructiva para determinar la viabilidad del tejido de la piel antes de que sea transferido de una parte del cuerpo a otra.

Video