miércoles, 17 de febrero de 2010

Científicos de Estados Unidos dieron un paso clave hacia la fusión nuclear controlada

Científicos estadounidenses franquearon una etapa clave hacia la fusión nuclear controlada,
proceso atómico que podría resultar en una fuente inagotable de energía limpia y resolver los problemas en torno a los combustibles fósiles y la emision de gases con efecto invernadero.

Los investigadores lograron producir un nivel de energía sin precedentes y romper la barrera del megajoule, informó la Administración Nacional de Seguridad Nuclear de Estados Unidos.

"Romper la barrera del megajoule nos acerca a la ignición por fusión", dijo el administrador del organismo, Thomas DAgostino, en un comunicado.

Los científicos estadounidenses lograron producir un megajoule con la concentración simultánea de 192 rayos láser a una temperatura de 111 millones de grados Celsius sobre un tubo del tamaño de un sacapuntas relleno con deuterio y tritio, dos isótopos del hidrógeno.

"Este hito es un ejemplo de los beneficios logrados con las inversiones de nuestra nación en seguridad nuclear y en otras áreas, desde avances en tecnología energética hasta una mejor
comprensión del universo", agregó.

La fusión nuclear es el motor del sol y las estrellas y su producción artificial brindaría una alternativa ilimitada y de generación limpia para sustituir el recurso a las menguadas reservas de combustibles fósiles. No obstante, hasta ahora la fusión controlada es un desafio tecnológico irresuelto para los investigadores debido a las altísimas presiones y temperaturas involucradas.

En el experimento la energía de láser fue convertida en rayos X, que comprimió el combustible hasta llegar a niveles de temperatura y presión miles de millones de veces superiores a las de la atmósfera terrestre, según el comunicado.

El proceso lleva a la fusión de los núcleos del hidrógeno, que liberan energía precursora de la fusión nuclear.

La temperatura producida por el dispositivo durante las pocas milmillonésimas de segundo del experimento, fue equivalente a 500 veces la energía consumida por Estados Unidos en ese mismo tiempo.

También es treinta veces mayor que la obtenida hasta ahora por cualquier otro proceso con un grupo de rayos láser en el mundo.

La energía nuclear puede ser liberada de dos formas: con la fisión nuclear -que ya se produce de forma controlada y surge de la división de núcleos atómicos de elementos radioactivos y
pesados como el uranio- y la fusión nuclear, que en cambio une (de allí el nombre de fusión) los núcleos de hidrógeno para formar helio, los dos elementos más livianos.

Hace ya veinte años, los químicos Stanley Pons y Martin Fleischmann causaron sensación al anunciar que habían logrado producir una fusión en frío, algo muy ansiado por los científicos
en su búsqueda de fuentes de energía limpias y económicas.

Pero el espectacular anuncio perdió fuerza luego de que varios equipos de investigación científica fracasaran al intentar reproducir la experiencia.