jueves, 4 de diciembre de 2008

Abejas: la especie más importante del mundo.

En un reciente debate llevado a cabo en Londres, en el encuentro EarthWathch donde cientos de científicos de todo el mundo se dieron cita para tratar algunos temas relacionados con los organismos y el planeta para determinar que especie es la más importante del mundo.

Los científicos llevaron sus candidatos y argumentos para defenderlos, algunos por ejemplo postularon al plancton, otros a los hongos y entre tantos también a la abeja.

En el debate final el profesor David Thomas argumentó a favor del plancton, mientras que Dr. George McGavin postuló a las abejas. Cada uno presentó pruebas y evidencias de lo importantes que son estos dos organismos para el resto de los seres vivos de nuestro mundo.

Al final de la discusión y votación, la abeja arrasó con los votos y se quedó en el lugar de la especie más importante del mundo, por su actuación en el proceso de polinización en más de un cuarto de millón de plantas florales, vegetales y árboles frutales, y por como a su vez estos cambios en estas plantas afectan a un sin fín de especies animales, incluyendo al hombre.

Todo este trabajo se hizo con el afán de reconocer a esta especie y buscar formas para preservarla y disminuir su explotación, y buscar una solución para la muerte prematura de las abejas en muchísimas partes del planeta ocasionadas por los químicos utilizados en fertilizantes y fragmentación de los espacios naturales donde estas habitan.

Es un problema serio que estamos enfrentando como sociedad y como parte de todo este conjunto de especies relacionadas entre sí, que de no tener un equilibrio ocasionarían problemas realmente graves.

Lo anterior trajo a mi mente una frase muy correcta dicha por Albert Einstein:

“Si las abejas desaparecieran de la superficie del globo, el hombre tendría sólo 4 años de vida. No más abejas, no más polinización, no más plantas, no más animales, no más hombres.”

2 comentarios:

SEMINARIO dijo...

Muy interesante su artículo sobre las abejas. Me llamó mucho la antención la frase de Albert Einstein. Le mandamos saludos.

Ricardo dijo...

y yo que pense que lo único que hacian era miel...